En Bogotá Colombia, se desarrolla el encuentro presencial del equipo gestor y socios locales que trabajan en conjunto en el programa Territorios en Diálogo, Inclusión y Bienestar Rural.

Efectuar un trabajo común en la búsqueda de conocimientos, reflexión, co-construcción, aprendizajes, discusión, articulación y co-creación es el fin de la iniciativa que busca elaborar en conjunto las tareas y compromisos que vienen en la ejecución del programa.

Representantes de México, Guatemala, El Salvador, Colombia y Perú realizaron diversas presentaciones sobre el proceso ya desarrollado en cada uno de sus territorios de trabajo, entregando información sobre aprendizajes, dificultades y sobre todo desafíos que se enfrentan a diario en las realidades rurales, que son la fuente primaria de información para lograr los objetivos del programa.

Al respecto de los aprendizajes Ignacia Serrano de Cesder Prodes en la Sierra Norte de Puebla en México, señaló la estrategia que han utilizado para poder validarse en el territorio donde la organización lleva muchos años trabajando, al respecto indica que “juntarnos con las comunidades y las autoridades para definir el buen vivir o la vida digna, nos permitió generar la propuesta que tenemos de llegar de territorios amenazados a territorios autogestionados que estamos efectuando”.

A su vez, Ernesto Tzi de la agrupación indígena guatemalteca Sank explicó la labor que desarrollan en el territorio Q´eqchi, conocimientos con los cuales se unirán a los países donde ya se está trabajando por el bienestar e inclusión rural en América Latina

El trabajo desarrollado con las mujeres rurales (campesinas, afro e indígenas) en el Valle del Cauca en Colombia, fue lo que la investigadora María Catalina Gómez del Instituto de Estudios Interculturales  (IEI) de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali presentó al resto de sus compañeros del encuentro, para indicar como relevante la labor que llevan a cabo los enlaces territoriales de la agrupación Astracava con los que trabajan.

Por otro lado, Mónica Reyes de Colectivo Encino de Puebla México, nos presentó la labor realizada en el territorio y los hallazgos que han encontrado con sus habitantes, los cuales se han socializado a nivel local permitiéndoles guiar la labor que deben efectuar.

A su vez, dentro de las dificultades evidenciadas, Ileana Gómez de la organización Prisma de El Salvador, señala que “En ambos territorios de nuestro país, la seguridad alimentaria surge como uno de los temas importantes dentro de la visión de bienestar rural ” ya que la pandemia no ha dejado indiferente el desarrollo del programa.

También en las localidades de Colán Vichayal, en Piura Perú, Segundo Obando de CEDEPAS Norte (Centro Ecuménico de Promoción y Acción Social Norte) nos explica que “los conflictos presentes son en relación a la distribución de los beneficios entre la empresa y las comunidades presentes en los territorios”.

Ingresa tu correo electrónico para recibir nuestros newsletter.

Noticias similares