En la Ciudad de Puebla se realizó la presentación de resultados de la Encuesta de Seguridad Alimentaria y Alimentación en México  por parte de Rimisp- Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural dándose a conocer la situación de la seguridad alimentaria durante la pandemia en ese estado.

El informe fue realizado durante la segunda oleada de la pandemia en el marco del proyecto regional Siembra desarrollo. Pequeña agricultura y alimentación resilientes al COVID-19, financiado por el International Development Research Centre (IDRC), el cual busca comprender cómo el COVID-19 afecta la producción, comercialización y consumo de alimentos en territorios urbano-rurales de América Latina.

Durante la presentación de resultados las investigadoras a cargo del estudio, Marisol Galicia Ramírez y Janet Meléndez Campillo, explicaron la situación de la prevalencia de Inseguridad Alimentaria en el estado a partir de un enfoque de territorios funcionales, en donde se identifica que un 31% de la población rural enfrenta una situación de inseguridad alimentaria grave mientras que en los territorios urbano rurales es del 29% la diferencia de los territorios urbanos en donde un 61% de los entrevistados tienen cubiertas sus necesidades alimentarias

Galicia Ramírez detalló las técnicas y estrategias implementadas en los hogares del estado para sortear la pandemia entre las que destacan: los préstamos de amigos y familiares; la reducción de gastos en educación y salud; gasto de ahorros; reducción en alimentos, entre otras.

Por su parte, Meléndez Campillo explicó sobre la modificación del comportamiento de los consumidores, los cuales fueron analizados considerando los canales utilizados para el consumo de ciertos grupos de alimentos, las decisiones con respecto al aumento o disminución en alguno de los canales de abastecimiento y la toma en las decisiones de compra de los hogares.

En tanto, la Dra. Yuritzin Flores Puig, titular de la oficina de Rimisp en México señaló que los datos de prevalencia de seguridad alimentarían en el estado son alarmantes y críticos por el alto nivel de pobreza, ya que, de acuerdo con el último informe de CONEVAL, el estado ocupa el 3er lugar a nivel nacional precedido de Chiapas y Guerrero. Por lo que el 30.8% de la población de Puebla carece de acceso a una alimentación nutritiva y de calidad.

El evento tuvo lugar en las oficinas de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) en Puebla, con la participación de Isabel Vázquez Chena,  quien durante el cierre del informe subrayó el trabajo que desde la Secretaría realizan desde años atrás con las diferentes cadenas productivas del estado, por lo que los datos presentados nos permite enfocarnos en la creación de apoyos específicos que permitan producir mejor, aprovechar las ventajas del sector, para conducir al desarrollo armónico del medio rural con acciones concretas.

Durante la presentación del informe estuvieron presente representantes de diversas cadenas productivas como: lácteos, pitahaya, pitaya, hortalizas, integrantes del gobierno estatal, entre los que destacan: la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, Liconsa, Secretaría de Economía, Secretaría de Salud, Bienestar, Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (INAFAP), Secretaría de Desarrollo Rural e Instituciones de Educación e Investigación Superior, Universidad Tecnológica de Tecamachalco.

 

Ingresa tu correo electrónico para recibir nuestros newsletter.

Noticias similares