Rimisp. COLOMBIA. Desde noviembre de 2015, un grupo de pescadores artesanales del Departamento de La Guajira, han tenido la oportunidad de reunirse con otros pescadores de Nuquí y Bahía Solano en el Chocó con quienes han venido compartiendo experiencias y conocimientos relacionados con ordenamiento marino-costero, pesca sostenible y responsable, espacios de participación, concertación multisectorial y asociatividad para la comercialización, entre otros.

En el primer encuentro de los dos realizados hasta el momento, veintiún personas del sector pesquero de Dibulla y Manaure en La Guajira, del proyecto Pesca Guajira de la Gobernación del Departamento y un empresario, representando a asociaciones de pescadores artesanales, comercializadores y procesadores, viajaron a Nuquí y Bahía Solano para conocer e intercambiar experiencias con personas del Territorio de aprendizaje “Ordenamiento Marino y Pesca Sostenible en el Pacífico Norte del Chocó”.

Durante estas jornadas se realizaron sesiones teóricas y prácticas que metodológicamente respondieron a la búsqueda del aprendizaje inter-pares, en este caso de pescador a pescador, de comercializador a comercializador y de procesador a procesador, lo que permitió un diálogo horizontal y constructivo, sobre temáticas y lenguajes que son comunes para los pescadores de estos dos Departamentos.

pescadores_guajira_choco2

A pesar de las diferencias culturales y geográficas, La Guajira y Chocó comparten condiciones adversas como la alta incidencia de pobreza, la inseguridad alimentaria y la corrupción. La pesca artesanal es una actividad de gran importancia para las comunidades de los dos Departamentos y puede en el caso de La Guajira, empezar a consolidarse como un motor de desarrollo territorial. En este sentido, los avances y conocimientos que se han generado en el Chocó en materia pesquera son de gran importancia para La Guajira.

Gracias al interés suscitado en los pescadores de ambos territorios sus respectivas experiencias, se llevó a cabo un segundo encuentro realizado en el departamento de La Guajira, al que asistieron cuatro representantes del Territorio de Aprendizaje “Ordenamiento Marino y Pesca Sostenible en el Pacífico Norte del Chocó” para acompañar un ejercicio que buscó el fortalecimiento de los pescadores artesanales de los municipios de Manaure, Dibulla, Riohacha y Uribia.

Robinson Olaya, Presidente de Fedepesca; Oscar Saya, Gerente del Territorio de Aprendizaje; Elkin González, del colectivo de comunicaciones En-PUJA; y Albis Pinedo, del semillero de investigación Propágulos; presentaron sus experiencias en el taller realizado con cerca de 100 personas de diversos sectores sociales interesados en la pesca de La Guajira, mostrando que es posible hacer de la pesca artesanal una actividad sostenible y responsable, y que es fundamental que las instituciones y organizaciones no gubernamentales sean contempladas como aliadas estratégicas para el desarrollo de la actividad.

pescadores_guajira_choco3

Además del espacio de diálogo que ofreció el taller, se realizaron visitas a tres comunidades pesqueras de La Guajira y un conversatorio con los representantes del Consejo Comunitario de Dibulla que permitieron poner en el centro del debate los potenciales territoriales y los desafíos que se presentan para el desarrollo de la actividad pesquera artesanal en el Departamento, teniendo en cuenta, entre otros factores, que dicha actividad es un importante vector para garantizar la seguridad alimentaria y nutricional de toda la población.

Los principales aprendizajes, especialmente del primer encuentro, fueron condensados en un Plan de Innovación del que se destacan principalmente tres acciones:

  • La importancia de la conformación de la Federación de Pescadores y Acuicultores de La Guajira: los avances en materia de desarrollo comunitario y el fortalecimiento de espacios de interlocución multisectoriales en el Norte del Chocó, fueron de gran inspiración para la delegación guajira.
  • Conservación de caladeros: las prácticas sostenibles de la pesca artesanal de Nuquí y Bahía Solano demostraron a los guajiros la importancia de conocer la recuperación y conservación de los caladeros, de los artes de pesca adecuados según las características de los peces y del monitoreo participativo para reconocer todas las características de lo extraído.
  • Proyecto piloto de cadena de frío en Manaure: Los actores del sector pesquero de Manaure coincidieron en que pueden aunar esfuerzos para empezar a acercarse al caso exitoso de la Red de Frío – Redefrío – que con el apoyo del gobierno y del sector privado (Restaurantes Wok) y contando con el compromiso de todos los asociados, han logrado conservar el producto y comercializarlo pescadores_guajira_choco4a nivel nacional. Los actores se comprometieron a aportar cada uno su propio capital para poder iniciar el proyecto piloto de cadena de frío. Durante el segundo encuentro realizado en La Guajira, se visitó el lugar que se ha pensado destinar para establecer esta cadena de frío.

[cuadro]

Estos encuentros han sido posibles gracias al apoyo ofrecido en el marco del Convenio 204 de 2015 por Prosperidad Social y Rimisp-Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, junto a sus socios Slow Food y Diversidad & Desarrollo, el programa Pesca Guajira y la Corporación Procasur.

[/cuadro]

De igual forma, el conversatorio o plenaria desarrollado durante el segundo encuentro permitió dos avances concretos: concretar la reunión para formalizar la creación de la Federación de Pescadores y Acuicultores de La Guajira y además, el establecimiento de un primer acuerdo comercial entre el Proyecto Piloto de Cadena de Frío de Manaure y la empresa comercializadora Acceso Oferta Local de la Fundación Clinton.

Ingresa tu correo electrónico para recibir nuestros newsletter.

Noticias similares