El Diálogo Rural Iberoamericano finalizó con algunas conclusiones para tomar acciones concretas con el fin de reposicionar la agricultura y fomentar el desarrollo territorial rural en América Latina. Los puntos más importantes de la discusión se incluyeron en un documento de recomendaciones para los ministros de agricultura de la región, quienes se reunirán hoy en San Salvador con motivo de la IX Conferencia Iberoamericana de Ministros de Agricultura. Las resoluciones serán presentadas en esta reunión y se espera que sean adoptadas por las autoridades.

Más de 70 representantes de organismos públicos y privados, locales, nacionales y regionales se dieron encuentro en San Salvador el día de ayer y participaron de este evento con el fin de proponer alternativas y soluciones a la actual crisis alimentaria mundial y fomentar la cooperación iberoamericana. Entre los puntos más importantes que se discutieron están: el reposicionamiento de la agricultura familiar con enfoque territorial, el cambio institucional rural, la necesidad de promover el uso sustentable de los recursos naturales, la cooperación regional e internacional y la mayor inclusión de jóvenes en el ámbito rural.

Las causas de la crisis de alimentos actual se analizaron desde diferentes puntos de vista por los panelistas Martín Piñeiro (Grupo CEO), Martine Dirven (CEPAL) y José Graziano da Silva (FAO). Se concluyó que la pérdida del crecimiento de la productividad y los cambios en la demanda de productos agrícolas a nivel mundial han significado verdaderos desafíos para los países netamente productores y exportadores de alimentos. Sin embargo, la crisis no es tan grave como tal vez se ha llegado a pensar y afecta diferenciadamente a cada país. La situación actual que se vive a nivel mundial como resultado del alza de los precios de los alimentos debe ser vista como una oportunidad para América Latina y por tanto debe ser aprovechada.

En este sentido, es crucial que el gobierno promueva políticas de inversión rural, dijo Ronnie de Camino, subdirector de CATIE de Costa Rica, así como también destine recursos para revitalizar la agricultura.

Consuelo Rivera, Pueblos Indígenas Chorotega – Nicaragua

Es evidente que la agricultura familiar con enfoque territorial debe jugar un papel decisivo en el reposicionamiento de este sector en la economía, pero para que esto ocurra, se debe fortalecer no solo las capacidades de los actores sino también las instituciones rurales, además de promover mejores políticas de seguridad alimentaria y nutricional. Germán Escobar, quien presentó el documento de discusión del investigador de Rimisp, Alexander Schejtman, le apostó a incentivar y estabilizar la agricultura familiar a nivel latinoamericano. “Al menos unos setenta millones de personas latinoamericanas están directamente relacionadas con la agricultura familiar,” aseguró el ponente.

Para Fernando Soto Baquero, de la FAO, la implementación de políticas gubernamentales sería la estrategia más apropiada siempre y cuando esté acompañada de políticas que protejan los intereses comunitarios. Guatemala y Perú son países que han adoptado este tipo de estrategias con la red solidaria social y la bolsa de alimentos, respectivamente. Otras salidas que formuló Soto Baquero se concentraron en el mejoramiento de la oferta de semillas, incremento del financiamiento agrícola e implementación de un programa de educación escolar.

Las agencias de cooperación internacional tienen un rol significativo dentro de este escenario, sobre todo en lo que se refiere a desarrollo de los territorios rurales de América Latina. El expositor Enrique Murguía, de FIDA Centroamérica y el Caribe, profundizó en el tema de las posibilidades de acciones concertadas entre agencias de cooperación y resaltó la capacidad de éstas para ayudar a compensar el incremento disparado y diferenciado de los precios de los alimentos en la región.

El diálogo concluyó, luego de una intensa discusión, con las palabras del ministro de Agricultura y Ganadería de El Salvador, Mario Ernesto Salaverría, quien se comprometió a presentar las conclusiones y resoluciones del Diálogo en la IX Conferencia Iberoamericana de Ministros de Agricultura a realizarse hoy en San Salvador. El ministro Salaverría dijo que a pesar de que la agricultura se ha vuelto un sector menos prioritario, es necesario aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado en estos momentos e impulsar la inversión tecnológica, la diversificación agrícola y el valor agregado a los productos.

Ernesto Salaverría, Ministro de Agricultura de El Salvador

“Este diálogo ha sido muy oportuno e importante para discutir estos temas tan vitales para nuestras economías y nuestros pueblos. Y nos comprometemos, Santiago [Menéndez, subsecretario del ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino de España] y yo a llevar las sugerencias y recomendaciones a la reunión con nuestros colegas ministros el día de mañana,” afirmó el ministro.

Visite la página del Diálogo Rural Iberoamericano.

Consulte el texto de las recomendaciones que propone el Diálogo Rural Iberoamericano a los ministros de Agricultura de Iberoamérica.

Ingresa tu correo electrónico para recibir nuestros newsletter.

Noticias similares