La persistente desigualdad entre indígenas y no indígenas en América Latina

América Latina (AL) es la región más desigual del planeta y donde el crecimiento económico ha supuesto un incremento en la desigualdad. La desigualdad afecta, de manera especial, a las poblaciones rurales, indígenas (y dentro de ellas en particular a las mujeres). Estos grupos, en todos los países de la región, presentan una mayor incidencia y brecha de la pobreza y si bien en tiempos de crisis, ven su situación menos afectada que los grupos no indígenas, en tiempos de crecimiento, obtienen menores beneficios de dicha situación. Ser indígena en AL incrementa la probabilidad de ser pobre.